El poder de las Fintech

El poder de las Fintech invertirfintech.com

Aunque a primera vista las empresas de tecnología financiera o Fintech no son más que emprendimientos que ofrecen servicios financieros al público con un fuerte énfasis en la utilización de tecnología, en realidad son toda una revolución. Si se mira con cuidado, no estamos hablando de un sector más de la economía que traerá riqueza y oportunidades para muchos empresarios visionarios, sino de una industria que tiene un valor estratégico extraordinario, que puede convertirse en la plataforma más importante para el desarrollo del país en su conjunto.

Cuando nos rompemos la cabeza tratando de entender cuál fue la clave par que los tigres asiáticos dieran un salto superlativo en sus indicadores de crecimiento en los años 90s, nos damos cuenta que la respuesta es más sencilla de lo que parece. Aunque, evidentemente, las historias que pueden contar Corea del Sur, Singapur o Taiwán no son idénticas, hay un factor común: la armonización de los intereses de toda la nación, incluyendo al sector público y al privado, en torno a la promoción y desarrollo de una industria en específico en la que cada país consideraba tener una ventaja competitiva y, por ende, un potencial de talla mundial.

Lógicamente no puede escogerse cualquier producto o sector al azar. Debe tratarse de un segmento con ventajas competitivas originarias y con un alto potencial de irrigar efectos positivos mucho más allá de sector implicado. Pues bien, no existe mejor ejemplo que las Fintech en Colombia, aún por encima de la industria del cannabis medicinal, el aguacate hass o el “turismo” de salud.

En términos de mayor dinamismo en el sector Fintech, Colombia ocupa el tercer puesto en Latinoamérica con más de 200 empresas Fintech establecidas y en plena actividad, después de Brasil y México. Los emprendimientos Fintech colombianos se dedican principalmente a actividades de préstamos en línea, pagos digitales, factoring, insurtech, y crowdfunding.

Las Fintech, a diferencia de la banca tradicional, están gobernadas por personas jóvenes, con un promedio de edad inferior a los 35 años, quienes destinan más de 50% de sus recursos a innovación y tienen más de 39% de la nómina destinada a desarrolladores de software (Empresas Fintech en Colombia, Javier Reventós 2020).

Un crecimiento exponencial de las Fintech no solo tendría un efecto directo sobre el sector mismo, en términos de generación de riqueza y empleo, sino además un impacto muy positivo en la inclusión financiera. Después de la pandemia han ingresado al sistema financiero más 1,6 millones de colombianos, con lo cual ya se alcanzó la meta de bancarización del 85% de la población adulta prevista para 2022. Sin embargo, aún quedan más de cinco millones de colombianos sin acceso a servicios financieros, para lo cual el impuso de las Fintech es determinante (El Tiempo, 15 de Octubre).

Si logramos bancarizar 100% de la población adulta y ponernos en el primer lugar de emprendimientos Fintech en Latinoamérica, el efecto en el cierre de la brecha social sería enorme. El acceso al crédito en condiciones razonables, no solo ayudaría con la reducción de altos niveles de informalidad, sino a las familias del campo a convertir sus activos informales en capital de trabajo, y apalancar la mejora de sus ingresos. La expansión del crédito y del acceso a medios de pago móviles es un factor clave para incorporar una gran cantidad de población al sistema productivo formal, lo que sirve para mejorar los indicadores de productividad y para disminuir la desigualdad.

Para lograrlo es necesario producir una regulación diferencial para las Fintech, eliminando los arbitrajes y zonas grises, y así conseguir más seguridad jurídica y generar suficiente confianza en los inversionistas. Además, es preciso afinar la política pública existente para impulsar al sector con mayor determinación y sin titubeos, con la meta en mente de convertirnos en claros líderes regionales del tema.

Fuentes: asuntos legales (José Miguel de la Calle)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *